El Delirio Del Origen

El Principio de todo.

Es un día como cualquier otro, la calma reina.
El orden abunda en el ambiente.
Se oyen sonidos naturales, urbanos, típicos, repetitivos, que no salen de lo común y aturden oídos.
Un bocinazo de un auto, alguna hormiga cantando, de camino a tomar el colectivo, para hacer trámites, pagar deudas.

En el cielo, las nubes comienzan a caminar, las aves toman mayor velocidad volando con estilo, sin esfuerzo.
En la tierra, las copas de los arboles bailan, con sus pies intentando seguir el ritmo, aunque sean unos troncos.

La naturaleza parece alinearse en un mismo sentido.


Dando lugar a este fenómeno, que ya está aquí entre nosotros.

Un fuerte aplauso desde el vamos a los que se atrevan a alejarse del sentido común, de la rutina.

Adentrándose en la profundidad oscura de los ideales más intensos y curiosos.
Dándoles vida, dándoles magia.

Intentando alinearse en el infinito, desde lo finito.

Escapemos al menos por un rato de toda esa cosa que llena de cotidianeidad nuestra vida, que nos aleja de las tempestades, de los mares más lejanos y bellos a que puede anhelar encontrar el ser humano.

Aunque ni si quiera estemos convencidos de lo que busquemos.
Hay que animarnos a soñar despiertos, a volar con la mente y el alma.
Purificar nuestra vida de pensamientos, formas bonitas de ver todo lo que nos rodea y es invisible, hasta que lo descubramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: